Calamitoso arranque de Biden: interrupciones y audiencia vacía

Joe Biden y Kamala Harris llegaron el 23 de enero al inicio de su campaña electoral, al mismo tiempo que las elecciones presidenciales de este año, en un comienzo de campaña poco probable para ellos. En estas ocasiones, el presidente Biden fue interrumpido por personas propalestinas durante un discurso ante una audiencia que le hizo perder mucho tiempo. Durante las interrupciones, el candidato a la reelección trabajó en el centro para anunciar el regreso de Trump y promover la legalización del aborto, dos años después de una campaña que ha comenzado a producir efectos prácticos. Resignado, ante tanta interrupción, Biden hizo una pausa en su discurso y dijo: «Está bien por mucho tiempo, lo tengo planeado». De hecho, ha habido interrupciones con bandas palestinas y actos de “genocidio” por parte de Casa Blanca en Israel en su campaña militar en Gaza en respuesta a los ataques de Hamás. Quienes protestaban estaban coordinados: Habían tomado tomadosientos repartidos por el auditorio et iban gritando según el Presidente iba avanzando. En cada ocasión, el Servicio Secreto expulsó a cualquiera que protestara contra personas serias, y Biden siguió los temas del gobierno: Trump y el aborto. El público, una sala de 1.100 personas, no se levantó cuando llegó el mitin a las 16:30 hora local. Minutos antes de las elecciones presidenciales, los trabajadores de campaña renunciaron a personas de las altas esferas, pero también ganaron grandes sumas en el patio de los butacs, que sólo cuentan con dos terceras filas, incluida una representación nutricional de la prensa. Noticias Relacionadas estandar Si El retiro de Ron DeSantis reduce las primarias en un agresivo duelo entre Haley y Trump Javier Ansorena visual Si Guía definitiva de las primarias de Estados Unidos: candidatos, elecciones, estados y cómo funciona Javier Ansorena La mitin tuvo que colocarse en un auditorio de la Universidad George Mason en un estado, como Virginia, que era tradicionalmente conservador pero que había votado por presidentes demócratas desde los años de Barack Obama. Ciertamente, Virginia tiene un gobernador republicano muy popular, Glenn Youngkin, pero en noviembre de 2023, su partido soñaba con perder la alcaldía de la legislatura. Los republicanos tenían la intención de limitar el aborto a 15 semanas si prevalecían en esta elección. La presidencia de Biden y Harris en 2024 se ha centrado en atacar a Trump específicamente por capacitar al superalcalde conservador Supremo este año para permitir su propia sentencia de 1973 que legalizó el aborto hasta la viabilidad del feto, sabiendo que es el último con el nombre legal de “ Roe contra Wade”. Sin embargo, el presidente no puede centrar su mensaje, y debe abrirlo para lograrlo de inmediato. En un momento, una mujer envió el mensaje al público: “Siga hablando”. Biden le dijo a Trump: «Hay una persona que no tiene idea de quién puede conseguir mujeres en este país, y ese es Donald Trump». Está claro que, en estos primeros debates, la campaña de Biden considera que Trump organizará las primarias republicanas y que el voto femenino será su clave. Así lo explicó el vicepresidente Harris en su discurso: “En todo el país, las mujeres son amigas y tienen un sentido claro de quién es responsable de ellas. El expresidente Trump fue seleccionado personalmente como uno de los tres jueces de la Corte Suprema porque afirmó haber confirmado Roe v. Wade y pudo socavar nuestras libertades. Él es el arquitecto de esta crisis de atención médica”. Debido a que Harris no recibe altas valoraciones en las encuestas de popularidad, tuvo una recepción más animada entre esta audiencia que el propio presidente. Entre las bases demócratas, de todas las mujeres que están en este guante, Harris es muy popular, de todos los hombres que se entregaron al presidente, hace 81 años, será la primera mujer en ascender a la presidencia. Como quedó patentado durante esta primera campaña de Biden y Harris en 2024, los demócratas saben que las restricciones al aborto les permiten quedarse en Casa Blanca. Hay que obedecer que mientras los estados conservadores votaron en cierta medida a favor de restricciones al aborto después de la decisión del Supremo, los votantes optaron por otro momento. En 2022, por ejemplo, en el muy conservador estado de Kentucky, los votantes votaron “no” a un respaldo a la Constitución estatal que anuló el llamado al derecho al aborto. Algo similar ocurrió en Ohio y Kansas. Noticia Relacionada reportaje Si ABC, dentro de un caucus: “Somos demócratas camufladas” Javier Ansorena La organización local de Iowa está presente en este fascinante y desproporcionado documento: pocas personas más han quedado esparcidas en los helados de Oriente Medio de los que hay nunca nada más. La última sentencia del Supremo, en junio de 2022, las autorizaciones de aborto dependen de los Estados. Los magistrados anularon su sentencia que permitía abortos en todos EE.UU. hasta la “viabilidad del feto”, algo que se establece en la práctica durante las 22 o 23 semanas de gestación. Desde que Trump nombró a tres de los nuevos jóvenes Supremo (Neil Gorsuch, Brett Kavanaugh y Amy Coney Barrett), ha permitido que se reevalúe y anule la sentencia de 1973. Biden y Harris comenzaron la campaña con una pequeña investigación. De Ganar Trump, esta es la idea de un mensaje ligero en su voz directa, pero probablemente así sea para obtener buenos resultados. Más alejada del actual presidente está Nikki Haley, la candidata en las primarias republicanas que se convirtió en la máxima rival de Trump y que obtuvo un buen resultado en las primarias de estos Martes en New Hampshire. Las elecciones son el 5 de noviembre. Si Biden se va, habrán sido necesarios 82 años para revalidar el mandato, el presidente más avanzado de la historia.