con un dorado pasado maya y un presente de pobreza, el país elige entre dos candidatos muy diferentes

Guatemala, considerada la cuna de la civilización maya, elige este domingo a su próximo presidente en un balotaje, en medio de altos niveles de pobreza, violencia y corrupción.

Dos candidatos de centroizquierda, la ex primera dama Sandra Torres y Bernardo Arévalo, hijo de un mandatario que marcó la historia de Guatemala, se enfrentan en el balotaje. La similitud ideológica es corta. Las diferencias entre ellos son abundantes.

«Bernardo Arévalo se presenta como la opción de cambio político en contra de un sistema que ha estado presente desde la firma de los acuerdos de paz (de 1996) y Sandra Torres ha venido a asumir una posición de defensa de ese sistema tradicional de las últimas décadas, es la representante del continuismo», explica el analista Arturo Matute, director del centro Gobernálisis.



Frente a frente: Bernardo Arevalo y Sandra Torres. Foto: AFP

Quién es Bernardo Arévalo

El sociólogo y diputado Bernardo Arévalo es hijo del presidente Juan José Arévalo (1945-1951), quien dejó huella en el país.

Guatemala «necesita honradez y decencia para hacer que venga el desarrollo», dijo el candidato a la agencia AFP un día después de dar la sorpresa en la primera vuelta electoral, el 25 de junio.

Sobre sus espaldas recae el legado de su padre, primer presidente democrático del país tras décadas de dictaduras, que puso fin a los 13 años del caudillo Jorge Ubico, un admirador de Hitler que sometió a trabajo forzado a los indígenas mayas.

El sociólogo y diputado Bernardo Arévalo es hijo del presidente Juan José Arévalo. Foto: Reuters


El sociólogo y diputado Bernardo Arévalo es hijo del presidente Juan José Arévalo. Foto: Reuters

Nació en Montevideo, Uruguay, en 1958 debido al exilio de su padre luego que fuera derrocado Jacobo Árbenz en 1954 por una rebelión militar fraguada por Estados Unidos.

Árbenz fue el heredero del gobierno progresista de Arévalo. En la década de la «primavera democrática» se creó el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social, se dio autonomía a la estatal Universidad de San Carlos y las municipalidades, y se permitió votar a las mujeres y analfabetos.

Además, en esa década se construyó un puerto en el Caribe y otro en el Pacífico, también una carretera para unir la capital con el Atlántico y competir con el ferrocarril de la poderosa United Fruit Company, que junto con una reforma agraria que afectaba los intereses de la empresa estadounidense fueron los detonantes para truncar la evolución.

Sin embargo, ahora Estados Unidos ha defendido al hijo del presidente Arévalo ante los intentos de la Fiscalía guatemalteca de marginarlo del balotaje.

Bernardo Arévalo, de 64 años, vivió además en Venezuela, México y Chile antes de llegar a Guatemala a los 15 años. Estudió sociología en Israel, fue vicecanciller en 1994-1995 y embajador en España entre 1995 y 1996, durante el gobierno del fallecido presidente Ramiro de León Carpio.

Es candidato del partido Semilla y promete seguir los pasos de su padre para sacar de la pobreza al 60% de los 17,6 millones de guatemaltecos.

«Yo no soy mi padre, pero recorro el mismo camino«, declaró al cerrar su campaña en la plaza central de la capital.

Arévalo dice que no legalizará el aborto (ahora permitido solo cuando está en peligro la vida de la mujer) ni el matrimonio igualitario, pero asegura que no permitirá la discriminación ni estigmatización por género ni religión.

Casado con la médica Lucrecia Peinado, compite por primera vez por la presidencia.

Quién es Sandra Torres

Sandra Torres es la exesposa del fallecido presidente socialdemócrata Álvaro Colom (2008-2012), quien respaldó a la CICIG, un ente avalado por la ONU que operaba como fiscalía paralela y destapó sonados casos de corrupción entre 2007 y 2019.

Sandra Torres es la exesposa del fallecido presidente socialdemócrata Álvaro Colom. Foto: Luis Acosta / AFP


Sandra Torres es la exesposa del fallecido presidente socialdemócrata Álvaro Colom. Foto: Luis Acosta / AFP

«Ya no más papá gobierno, ahora Guatemala va a tener mamá gobierno«, promete Torres, quien nació el 5 de octubre de 1955 en el municipio norteño de Melchor de Mencos.

Licenciada en Comunicación y empresaria textil, en 2002 se divorció de su primer esposo, con quien tuvo cuatro hijos, antes de involucrarse en política.

Fue fundadora de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), partido de centroizquierda que llevó al poder a Colom y que ella ahora dirige con mano de hierro.

En esta campaña promete ayudas en dinero y alimentos, y otros subsidios.

«Recuérdense que las mujeres somos buenas administradoras. Estiramos el dinero para que alcance en el hogar y yo lo voy a estirar para que alcance en el gobierno», dice la ex primera dama de 67 años.

En 2003 se casó con Colom, pero se divorció de él en 2011 para poder competir por la presidencia y no infringir la norma constitucional que impide que familiares cercanos a los mandatarios en ejercicio sean candidatos. Sin embargo, la Justicia rechazó su candidatura.

Sandra Torres,.Foto: Reuters


Sandra Torres,.Foto: Reuters

Estuvo detenida en 2019 por supuesto financiamiento irregular en la UNE, pero el caso fue cerrado en 2022.

Torres perdió los balotajes ante Jimmy Morales en 2015 y ante el actual mandatario Alejandro Giammattei en 2019, quien debe dejar el mando el 14 de enero de 2024.

Afirma que quien apoye a Arévalo «votaría por un candidato que no cree en Dios, que defiende el matrimonio entre dos hombres y dos mujeres».

También asegura que «los de Semilla todos son afeminados y toda una partida de huecos (homosexuales), yo sé que en la UNE hay hombres y mujeres definidas, aquí no hay medias tintas».

Qué dicen las encuestas

«Todas las encuestas dan como ganador a Bernardo Arévalo, con una gran ventaja sobre Sandra Torres. Si ello se refrenda en las urnas y no le roban la elección, será una gran esperanza para la reconstrucción institucional democrática con transparencia», dijo a la AFP el rector de la Universidad para la Paz de Costa Rica, Francisco Rojas.

Sin embargo, el académico advirtió que en Guatemala existe «un gran riesgo de ‘ecuatorianización’ por parte del crimen organizado y la narcopolítica, incluido el magnicidio».

Ecuador también celebra elecciones este domingo y el candidato presidencial Fernando Villavicencio, que iba segundo en los sondeos, fue asesinado en Quito el 9 de agosto.

El 71% de los guatemaltecos se gana la vida en la informalidad.. Foto: LUIS ACOSTA / AFP


El 71% de los guatemaltecos se gana la vida en la informalidad.. Foto: LUIS ACOSTA / AFP

Guatemala, un país fuertemente conservador y religioso, tiene turno con las urnas este domingo, cuando los casi 3.500 centros de votación se abran a las siete de la mañana (a las 10 en Argentina). Cerrarán a las 18 (21 hora nacional). Los primeros escrutinios oficiales se conocerán unas tres horas después.

También se votará por alcaldes y concejales en cinco municipios donde se suspendió la elección en la primera vuelta por disturbios.

El nuevo mandatario asumirá el 14 de enero de 2024.

El país de la eterna primavera

Guatemala llega a las urnas con una parte de su población viviendo en rústicas aldeas con calles de tierra enclavadas en las montañas, con vetustas casas de barro, sin agua potable ni electricidad. La pobreza en esas áreas bordea el 80%.

guatemala

En Guatemala se hablan 22 idiomas mayas, además del xinca, el garífuna (de los negros del Caribe) y el español (oficial). Los indígenas representan el 42% de la población.

La herencia colonial española y la tradición ancestral maya se mezclan en las coloridas procesiones de Semana Santa, patrimonio de la Unesco desde 2022.

Es la nación más poblada de América Central y con fama de poseer el mejor clima. Es llamado «el país de la eterna primavera».

Tiene la mayor economía de la región, pero 10,3 millones de sus 17,6 millones de habitantes viven en la pobreza, según cifras oficiales.

Además, uno de cada dos niños menores de cinco años sufre desnutrición crónica, de acuerdo a Unicef, y el analfabetismo alcanza al 18,5%, según el Censo de 2018.

El salario mínimo urbano es de 427 dólares al mes, pero el 71% de los guatemaltecos se gana la vida en la informalidad.

La tasa de homicidios es de 17,3 por cada 100.000 habitantes, según la ONU, casi el triple que el promedio mundial.

La pobreza y la violencia inducen a miles a emigrar cada mes. La cancillería estima que 2,8 millones de guatemaltecos viven en Estados Unidos, solo medio millón en forma legal.

En 2022 Estados Unidos deportó 40.713 guatemaltecos, más del doble que en 2021.

​Por Henry Morales, Francisco Jara y Edgar Calderon, AFP

Mirá también