Estrasburgo valida el derecho al olvid al autor de un accidente de tráfico mortal

Actualizado

Considera que la información, de 1994, podría afectar gravemente a su reputación y «privarlo de la posibilidad de resocializar con normalidad»

Tribunal de Estrasburgo.

El Tribunal de Estrasburgo ha validado la decisión de la Justicia belga, que dio la razón a un hombre que exigi que no apareciera su nombre en una información on line de los Archivos diarios de Le Soir en el que confió en la responsabilidad en un accidente Trific mortal en 1994.

Los Juegos Europeos, en una sentencia publicada este martes, solicitaron la petición de Le Soir, que consideró que era coaccionando la libertad de expresión al obligar a una fórmula animada en esa información para referirse al responsable de este accidente, en el que fallecieron dos personas y resultaron heridas otras tres.

El hombre, que es médico, antes de purgar su pena en 2000 y beneficiarse de una rehabilitación en 2006, no quiere estar en una bsqueda de internet puedes relacionarte con esta izquierda en su nombre derecho al olvido, y por tanto dos aos despus de que el peridico pusiera en lnea sus archivos histricos, reclaman la desaparicin de su nombre.

The Belgian Justice dio la razón y por eso el editor de Le Soir, Patrick Urbain, recurri al Tribunal Europeo de Derechos Humanos, que coloca el acento en la «tumba de perjuicio» para el conductor porque el artculo crea una especie de «antecedentes judiciales virtuales».

Para los jueces de Strasburgo, trans poner en la balanza los derechos de una y otra parte, obligar a tratamiento annimo del conductor no supone «una carga desorbitada y excesiva» para el peridico, mientras que para el primero es «la medida más eficaz para la protección de su vida privada».

Sobre todo, insistir en que su decisión no abre una jurisprudencia que permita amputar certezas información en los archivoshasta que responde un análisis del contexto particular.

En este caso concreto, observé que los hechos relacionados con el arte no tuvieron eco meditico, que el médico no era una persona pública, que el la difusión de su nombre no tuvo ningún valor aadido al inters general ni contribuye a un debate público sobre el vial de seguridad, ni tena una dimensin histrica.

reputación

The conductor does not ejerca ninguna función pública que justifique su exposición -su profesión de médico no cambia las cosas- y su comportamiento tanto en el momento del accidente como quando reclama que se retirará su nombre 16 años después, provaba que quera Mantén distancia de cualquier anuncio.

Sin embargo, se su identidad se mantuviera en ese artculo de los archivos, which hizo una bsqueda en Le Soir o en un buscador como Google -como tus pacientes, tus compañeros o lo que sea-, encuentras la información de 1994 y puedes estigmatizarlo, afectar gravemente su reputación y «privarlo de la posibilidad de resocializarse con normalidad».

TEDH hace hincapi en que eso no supone un derecho para reescribir o falsificar la historia e que en límo trmino siguen estando los archivos en papel de Le Soir, de donde aparece el nombre completo.

Cumple con los criterios de

El proyecto de confianza

Saber más