Kiev reconoce por primera vez que lanzó drones desde territorio ruso

El jefe de la inteligencia militar ucraniana afirmó este viernes que el reciente ataque con un dron contra el aeropuerto de Pskov, en Rusia, se llevó a cabo desde territorio ruso, algo inédito desde el inicio de la guerra hace 18 meses. El anuncio se hizo en una nueva jornada de ataque ucranianos en el marco de su contraofensiva en el sur.

«Los drones usados para atacar la base aérea ‘Kresty’ en Pskov fueron lanzados desde Rusia«, admitió Kyrylo Budanov en redes sociales, en referencia a la ofensiva contra la terminal aérea que se encuentra a unos 700 kilómetros de Ucrania.

«Cuatro aviones de transporte militar rusos IL-76 fueron alcanzados durante el ataque. Dos fueron destrozados y otros dos, gravemente dañados», agregó, en un dato que ya había sido reconocido por el Kremlin.

Budanov afirmó que el Ministerio de Defensa utilizaba esas aeronaves para transportar tropas y cargamento, consignó la agencia de noticias AFP.

Ataque sobre Pskov. Foto: EFE

Esta semana, el Kremlin indicó que sus expertos estaban tratando de averiguar qué rutas utilizaban los drones para «prevenir tales situaciones en el futuro».

Un arma nueva y misteriosa

La región de Pskov, que también fue blanco de drones a finales de mayo, linda con Estonia y Letonia, dos miembros de la OTAN, en el oeste y con Bielorrusia en el sur.

Ya el jueves, Zelenski había hablado de una nueva arma de largo alcance de fabricación ucraniana, pero no dio más detalles.

Zelenskyy dijo que su país desarrolló un arma que alcanzó un objetivo a 700 kilómetros de distancia, en aparente referencia al ataque al aeropuerto de Pskov.

En su canal de Telegram, el presidente ucraniano dijo que el arma fue producida por el Ministerio de Industrias Estratégicas de Ucrania, pero no dio más detalles.

El miércoles, una oleada de drones de cuatro horas de duración que Moscú atribuyó a Ucrania impactó en el aeropuerto.

Foto satelital de la base de Pskov, en Rusia. Foto: APFoto satelital de la base de Pskov, en Rusia. Foto: AP

En el momento del ataque fue imposible determinar de manera independiente si los drones habían sido lanzados desde suelo ruso o ucraniano. Este viernes, Kiev reconoció por primera vez que salieron desde Ucrania.

Una rareza, ya que los funcionarios de Kiev normalmente no reivindican ni niegan la responsabilidad por los ataques en suelo ruso, aunque a veces se refieren a ellos de manera indirecta.

El comentario de Zelenski fue el indicio más claro de que Ucrania estaba detrás del ataque.

Más ataques

Ucrania siguió este viernes avanzando en el frente suroriental, donde expande el arco de su contraofensiva, mientras que Rusia sufrió nuevos ataques con vehículos aéreos no tripulados ucranianos en cinco regiones, incluida de Pskov.

Las autoridades rusas aseguraron este viernes haber derribado un dron que se aproximaba a Moscú, dos más en las regiones fronterizas de Bélgorod y Briansk, mientras que un cuarto dron atacó la localidad de Kurchátov, en la región de Kursk, que alberga una central nuclear.

Un representante de la inteligencia militar de Ucrania (GUR), Andrí Yúsov, señaló al diario ucraniano RBC que las defensas antiaéreas rusas no derribaron el dron cerca del distrito moscovita de Liúbertsi, ya que incendió supuestamente la planta Tomilinski que produce componentes electrónicos para misiles.

No obstante, el canal de Telegram ruso Shot publicó un video grabado este viernes desde la fábrica en el que no se ve ningún incendio.

Daños en un edificio den Moscú por un ataque con drones, el pasado 18 de agosto. Foto: ReutersDaños en un edificio den Moscú por un ataque con drones, el pasado 18 de agosto. Foto: Reuters

El ataque contra Moscú no causó daños ni víctimas pero provocó a primera hora el retraso de casi 60 vuelos en los aeropuertos de la capital, parte de los cuales tuvieron que ser desviados.

El alcalde de la capital rusa, Serguéi Sobianin, afirmó la víspera que la Alcaldía y el Ministerio ruso de Defensa están «haciendo mucho para proteger a la ciudad de drones, de los intentos de ataques terroristas que las autoridades ucranianas efectúan casi a diario», con la instalación de nuevos sistemas de defensa antiaérea.

«A veces el asfalto (donde se emplazan los nuevos sistemas) no tiene tiempo de enfriarse, porque los misiles que derriban los drones ya están siendo disparados», aseguró.

El gobernador de la región Pskov, Mijaíl Vedérnikov, afirmó que las fuerzas antiaéreas rusa derribaron un «objeto no identificado» sobre el territorio a su cargo.