Una nueva fórmula, pero aún sin claridad para la Copa de Campeones

El rugby tiene fama de ser un deporte sencillo regido por reglas complejas, de difícil acceso para los no iniciados. Las prolongadas polémicas sobre el arbitraje al final del último Mundial – y en particular en relación con los cuartos de final perdidos por los franceses contra los sudafricanos (28-29) – fueron un recordatorio: a veces es difícil ver claramente en el reglamento. Y la nueva fórmula de la Copa de Campeones, lanzada este fin de semana con un viaje desde Burdeos-Bègles, a partir del viernes 8 de diciembre, al césped irlandés de Connacht, añade una capa adicional de complejidad a la sedimentación de la Ovalie.

Hasta el punto que hasta los jugadores pierden el latín. “No entendemos mucho al respecto, a decir verdad. Cambia todo el tiempo, por lo que es difícil encontrarle sentido. resumió, el viernes, en rueda de prensa, el capitán del Toulouse, Antoine Dupont. Quienes lo organizan deben beneficiarse de ello. »

Una competición que ha tenido varios nombres –según variaciones del “namer” oficial, ahora el grupo bancario anglo-sudafricano Investec–, la Copa de Campeones tuvo durante mucho tiempo como sinónimo “la Copa de Europa”. Esto ya no es así desde el año pasado, con la incorporación de las franquicias sudafricanas a la ecuación.

La enésima nueva fórmula

Para la temporada 2023-2024, la competición (inter)continental, cuyos tres últimos ganadores son franceses (La Rochelle en 2023 y 2022, y Toulouse en 2021) se renueva y ofrece otra nueva fórmula, cuya legibilidad es Difícil de simplificar, un torneo que lleva cuatro años perdiendo su impronta y minado por la pandemia vinculada al Covid-19.

Lea el análisis: Artículo reservado para nuestros suscriptores. La imposible reforma del rugby mundial

“Aceptamos las críticas al formato que tuvimos en las últimas temporadas, que era difícil de leer y entender, y estamos intentando corregir la situación”aseguró Jacques Raynaud, director general del European Professional Club Rugby (EPCR), citado por El equipo. Recordando que se había puesto en marcha la fórmula anterior, que preveía una fase de clasificación con dos grupos de doce y había engañado a la afición. “Por el Covid-19, entonces integrar las selecciones sudafricanas”El líder del organismo que organiza las Copas “Europeas” (junto con la Copa Challenge) afirmó que intentaba “encontrar el equilibrio adecuado entre la sencillez de comprensión para el aficionado y un formato que maximice el espectáculo”con el fin de “no cambiar (fórmula) todos los años «.

Fortalecer la fase de grupos

Deseoso de responder a una de las críticas recurrentes a la competición, elogiada por sus impresionantes finales (como la última final con idas y vueltas entre Leinster y La Rochelle), pero vilipendiada por su fase de grupos, la EPCR decidió reforzar esta última.

Esta temporada, los 24 equipos se dividen, pues, en cuatro grupos de seis cada uno, en los que se incluyen dos equipos del Top 14, dos de la Premiership inglesa y dos del United Rugby Championship, campeonato que reúne a irlandeses, escoceses, galeses, italianos y sudafricanos. equipos. . . Simple a priori… Excepto que cada equipo sólo jugará cuatro partidos, porque los equipos integrantes de un mismo campeonato no podrán enfrentarse antes de los octavos de final, donde se clasificarán los cuatro primeros de cada grupo.

Lea también: Artículo reservado para nuestros suscriptores. Stade Rochelais, campeón de Europa de rugby por segunda vez, un éxito que viene de lejos

“Es simplemente un formato muy corto. Hay que ganar tantos partidos y puntos como sea posible para estar bien situado en la clasificación general y poder recibir en la fase final”., analizó Antoine Dupont el viernes. El año pasado, todos los equipos anfitriones en octavos de final se clasificaron para la siguiente ronda.

Una franquicia georgiana

“Nuestro objetivo siempre ha sido garantizar que todos puedan comprender, participar y seguir fácilmente nuestros torneos y garantizar que tengamos una estructura que cree un verdadero desafío deportivo”, dijo el presidente de EPCR, Dominic McKay. Aunque sólo seis equipos se han repartido los títulos desde 2009, y los campeonatos de Inglaterra y Gales, en particular, se encuentran en medio de una crisis económica, puede surgir la cuestión de mantener 24 equipos en esta competición, sobre todo porque el rugby se enfrenta desde hace años con equipos sobrecargados. horarios.

Boletin informativo

“París 2024”

“Le Monde” descifra las novedades y los desafíos de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de 2024.

Inscribirse

Un año después de la llegada de las franquicias sudafricanas a la competición, las Copas de Europa se abren este año en Georgia, con la participación de la franquicia Black Lion de Tbilisi en el European Challenge. Suficiente para volver a aumentar las distancias y deleitar las críticas ligadas al coste ecológico de la competición.

“Los equipos que no forman parte de Europa jugarán la Copa de Europa y volarán miles de kilómetrosobservó esta semana el pilar izquierdo del Stade français, Clément Castets. No tengo la impresión de que la ecología se tenga en cuenta en las decisiones deportivas. » El año pasado, además, varios equipos se quejaron de las condiciones de viaje para llegar al país del hemisferio sur, lo que los organizadores aseguran fue tomado en cuenta y corregido.

¿Y qué pasa con el deporte en todo esto? ¿Mantendrá Francia su control sobre la Copa de Campeones? ¿Se invitará un recién llegado de dientes largos, Racing 92 o Union Bordeaux-Bègles, a la mesa de los clubes ganadores de la Copa “Europa”? Estas preguntas no se responderán hasta la primavera, una vez que se haya lanzado este nuevo formato del torneo.